Hotel Alaia, una visión sustentable

El hotel Alaia es un referente nacional y mundial en temas de conservación, sustentabilidad, territorio y trabajo con la comunidad.  Un verdadero ejemplo del como un hotel, se ha transformado en un agente de cambio positivo para Pichilemu, el entorno donde se emplaza.

Su nombre, Alaia, hace referencia a las primeras tablas de surf que los hawaianos usaban a finales del siglo XIX. Éstas eran fabricadas con madera local (árbol de Koa) y devueltas a la tierra cuando se dejaban de usar. El cuidado del medio ambiente, es entonces, la esencia y visión de este hotel, que cuenta con 12 habitaciones ubicadas en un extenso campo de tres hectáreas y con una propuesta gastronómica basada en la agricultura biontensiva.

Si bien en este gran espacio se podrían haber construido 200 habitaciones, fue una decisión de sus fundadores construir un hotel de bajo impacto y que su arquitectura esté en sintonia con la naturaleza del lugar. Por eso, la construcción de Alaia se realizó con techos vivos que permiten la integración de la naturaleza y con madera que fue en gran parte reciclada del terremoto del 2020 que afectó la zona.  Es que, desde sus comienzos, este hotel se planteó la sustentabilidad como parte de su cadena de valor.

Conversamos con Juan Pablo Alvarez, administrador de Alaia, quien nos cuenta más de este maravilloso lugar, su propósito y los aprendizajes que han sumado en el camino.

El camino a la sustentabilidad es una tranformación constante… ¿Cómo ha sido su experiencia?

Esto ha sido y sigue siendo un camino por recorrer y estamos muy orgullosos con todas las cosas que hemos logrado. Nuestro hotel funciona 100% con energía solar y hace poco cambiamos la forma de calentar los hot tubs: antes lo hacíamos a leña y ahora son eléctricos.

Además, construimos una huerta de 500 m2 en base a la agricultura biontensiva, 100% orgánica, libre de combustibles fósiles, una huerta que se trabaja de forma manual, sin huella de carbono.

Esto no lo aprendimos solos, nos fuimos asesorando con los mejores en este tipo de agricultura que están ubicados en la Patagonia: Huerto 4 estaciones.

Tenemos a nuestra huertera y agrónoma, Constanza Reyes que es la que gestiona, organiza y lidera el equipo de más de cinco personas que están a cargo de producir los mejores vegetales para nuestros dos restoranes y nuestras canastas.

 Nos sentimos muy orgullosos porque en el verano (temporada alta), el 80% de los ingredientes de nuestras preparaciones provienen de nuestra huerta. Muchas recetas de la carta de nuestros restaurantes son parte del conocimiento culinario de la zona, tanto de los pescadores artesanales que nos proveen el pescado como del conocimiento de la tierra que tienen las personas locales que trabajan en la huerta. 

Lo más lindo de esto es que cada temporada aportamos al suelo, y no se desgasta.

Estos meses de frío, nuestra huertera y nuestro chef planifican las recetas e ingredientes para la próxima temporada. Porque cuando uno habla de ser sostenibles, es super importante ser ordenado, tomar decisiones correctas y estar constantemente informándose.

¿Crees que la sostenibilidad es una preferencia para el turista actual?

Más que una preferencia del turista o huésped actual para nosotros la sostenibilidad es una forma de hacer las cosas, como te involucras con el territorio, con las comunidades, con la tierra y con el mar. Para el huésped es algo que suma a su experiencia en el hotel y para nosotros es un foco, en el cual trabajamos día a día.

¿Qué pasa con los residuos orgánicos que se generan en el hotel?

Todo lo orgánico que produce el hotel se va al compost del suelo de la huerta. En un inicio tuvimos que comprar compost a Chicureo sustentable, pero ahora lo que genera el hotel alcanza para nutrir la tierra donde se cultivan nuestros productos.

¿Cómo es el reciclaje no compostable y tratamiento de residuos?

En esto somos súper ordenados y clasificamos latas, vidrios y papeles que los llevamos al centro de reciclaje de la municipalidad. Nos preocupamos de utilizar envases que se puedan reutilizar y proveedores que busquen maneras de cómo ser más sustentables: que velen por el cuidado del medio ambiente como nosotros. Es por eso que trabajamos junto a Brika Organics y su colección Osme Organic, pues sabemos que además son productos orgánicos. Desde el año 2018 que estamos constantemente recibiendo buenos comentarios de nuestros huéspedes sobre la calidad y aroma de los productos.

 

¿Qué consejo le darías a otros hoteles que quieren emprender el camino de la sustentabilidad?

Que ser sustentable no es una moda, pasa mucho más por ser un estilo de vida, una manera de hacer las cosas distintas. Muchos hoteleros piensan que será un costo extra y por el contrario, nuestra experiencia ha sido que si te planteas la sustentabilidad de la manera correcta, muchas veces verás que encontrarás un beneficio económico gigante.

Comparte este contenido

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Comparte este contenido

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email